Érase una vez

Un curioso espíritu creativo que acabó enredado entre los hilos del mundanal ruido, alimentándose de costumbre y responsabilidades. Y en este telar inventado permaneció suspendido muuucho tiempo, olvidando la esencia que latía, cada vez más débil, dentro de él. Una noche, tras acostarse, soñó la sonrisa a la vida, soñó el olor a brisa salpicada de flor de sal, sintió el la luz del sol y de la luna y olió la felicidad en amigos y familia, pero ¿estaba soñando o por fin había despertado?. Qué mas daba, lo importante es que empezó a mimar su esencia que empezó a crecer y crecer hasta convertirse en un brote chiquitito, cuya primera hojuela ha sido este blog.

Mi nombre es Irene y, resumiéndolo mucho, me gusta crear con las manos y la inspiración. Creo que todo comenzó cuando desde bien pequeña curioseaba los libros de manualidades setenteros de mi mandre, su costurero lleno de coloridos y multiformes botones y ese baúl lleno de trajes étnicos. Aunque soy bastante inquieta y me atrevo con casi todo lo que se me ponga por delante, mi devoción por la alquimia entre fogones me hizo llevo a mi pasión por los potingues. La naturaleza me volvía a ofrecer sus regalos para cuidarme, no sólo para por dentro, sino por fuera. El amor incodicional por la naturaleza y sus seres es mi fuente de inspiración y, por supuesto, el poder compartir con todos vosotros todo lo que me hace volar …. volar muy alto y lejos de ese telar inventado.

❤ Gracias por dedicarme vuestro tiempo 🙂

¿Qué te inspira? compártelo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s