:) Cositas del fin de semana: cacao labial y saquito térmico de semillas

🙂 🙂 ¿Qué manualidades os ha deparado el fin de semana? ¿Os animáis a compartirlas?, echad un ojo a las mías:

FOTO SAQUITO                 1424990932763

❤ Yo he terminado ¡por fin! mi saquito térmico de semillas, cuyo tutorial ya os colgué en un post anterior. He aprovechado el trimestre de iniciación de costura que hago en Carrousel Craft (ya terminé el poncho que hice con tela de pata de gallo -os debo una foto- y ahora ando liada con un  híbrido entre funda para portatil y bolso, ya os diré en que acaba, jijiji) para confeccionarlo y a Rosa (la «profe») le ha encantado el proyecto, además tuvo el detallazo de reglarme una horita para poder acabarlo :).

Pues como os comentaba, tenía ganas de terminar mi saquito térmico, entre otras cosas porque paso muchas horas frente al ordenador y más de un día tengo las cervicales y la zona de las escápulas hechas fosfatina, por lo que el calor seco me relaja y descontractura la zona al combinarla con suaves movimientos-estiramientos de brazo y cuello. Como a veces también lo uso para la zona lumbar, decidí hacerlo de medidas 50cm x 15 cm y dividirlo, como observáis en la fotografía, en 4 compartimentos. Éstos nos posibilitan una mejor distribución de las semillas -equilibradas en todas las zonas- y el no apelmazamiento de las mismas en los extremos al manipular nuestro saquito. La costura que los crea y separa no llega de extremo a extremo, he dejado unos dos deditos por arriba y por abajo, para que las semillas puedan tener algo de movimiento y no queden estancas en el recuadro. Por delante utilicé la tela tan bonita y vistosa naranja que veis en la foto y por detrás una panita azul que me había sobrado de otro proyecto.  Para el interior decidí utilizar semillas de soja verde, espliego y romero:INGREDIENTES SAQUITO

No os podeís imaginar que maravilla manipularlo …. me dejó un olorcito allá donde iba… buenísisisimo. También opté por llenarlo bastante (lo que dificulta el cerrar o coser la última costura, pero merece la pena), porque me ha dado mucho coraje utilizar alguno y que las semillas por peso «venzan», quedando la zona de las cervicales vacía y dos sacos de «trigo» a los extremos al estilo yugo Rocky Balboa. Dicho y hecho, llenarlos con mas alegría y no ha vuelto a pasar. La verdad que es una manualidad barata, fácil de hacer y muy muy agradecida…yo llevo dos noches poniéndomelo y entre el gustirrinín del olor a lavanda-romero y el calorcito, al día siguiente he amanecido ¡como nueva!.

Como tenía que regalar a un par de amigos, me puse manos a la obra he hice sencillísimo cacao labial con manteca de cacao y manteca de karité sin refinar, aceite de ricino y de albaricoque (como siempre de 1a presión en frío y eco), cera de abejas virgen, y extracto de própolis/propóleo y pera. Es super hidratante y tiene un gusto dulzón que dan ganas de comérselo, gracias a la pera combinado con el própoleo, el cual por su rico contenido en flavonoides es una antibiotico natural que nos ayuda a cicatrizar esas pequeñas heridas que nos salen a consecuencia del frío, catarro y/o sequedad, además de tener propiedades analgésicas. No me podeis negar que no tiene una pinta estupendísima eh?. ❤

¿Qué ingredientes usais en vuestros cacaos y saquitos? muak

Anuncios

¿Qué te inspira? compártelo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s